Amigos o algo másEnemigos o algo másincursores de la nocheeladil126 trocitos
PINCHA EN CADA PORTADA PARA MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL LIBRO. Web oficial. Último relato: El corazón de plástico azul.

sábado, 30 de abril de 2016

¡Se me olvidó compartir...

... la nueva entrevista que me hicieron en La puerta de los libros infinitos! Se trata de una muy especial: Ester nos la hizo a Violeta Lago y a mí, y entre nosotras también cruzamos preguntas. Puedes leerla aquí.
--------------------------------------------------------------------------------- 
Follow on Bloglovin

martes, 26 de abril de 2016

#palabrasolvidadas #amalgama

Palabra diseñada por @davidcasado
 Otro relato con una palabra de La tienda de palabras olvidadas. En este caso, elegí amalgama. Definición: Unión o mezcla de cosas de naturaleza contraria o distinta.

Daikiehl
Antes de que se desviara el cauce del río, Daikiehl había sido un punto clave para cualquier ejército que quisiera dominar la zona, pero resultaba de lo más complicado defenderla, lo que explicaba que se hubiera convertido en una amalgama de sólidos edificios con piedras mágicas creados por grandes magos, casas realizadas por los elfos con árboles vivos, sencillas construcciones de ladrillo hechas por los orcos e incluso alguna que otra vivienda tallada directamente en la roca por los enanos. 
Quizás por eso, aun ahora que solo quedaba un hilillo de agua en el que en otro tiempo fue el mayor río navegable del continente, los mestizos y los exiliados habían hecho de esa ciudad su hogar. Esto consiguió que Daikiehl se convirtiera en la ciudad más abierta de mente del continente, y por tanto en el foco de todas las innovaciones, empezando por los grandes acueductos que suplían el problema de abastecimiento de agua. Poco a poco, comenzaron a crear grandes inventos, algunos para mejorar la calidad de vida de los habitantes de la ciudad, otros para organizar grandes sistemas de defensa o para hacer más eficientes sus ejércitos. 
Aun así, ninguna de las potencias de los alrededores se sintió amenazada: la mayor parte de esos inventos funcionaban gracias al vapor y no tenían tanta agua, por muchos acueductos que construyeran. Lo que no habían tenido en cuenta era que las grandes mentes de Daikiehl llevaban años pensando en cómo devolver el río a su cauce y, cuando todo estuvo listo, no les fue difícil hacerlo. En cuanto las aguas volvieron, comenzaron su expansión imparable: comenzaba la era de los mestizos.
---------------------------------------------------------------------------------
Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.
Follow on Bloglovin

domingo, 24 de abril de 2016

Los cupcakes de escorpión

 Este es el resultado del último Vuestras consignas, mi relato. Esta vez tenía las palabras cupcake, pintalabios, escorpión y anillo. ¡Gracias a Judith, Violeta Lago y Vale Paralelo por dármelas!

 Los cupcakes de escorpión
La especialidad de Marina era hacer tartas y cupcakes con decoraciones espectaculares. Cada día hacía una variedad distinta en su pequeña tienda de barrio, donde se había atrevido a poner una sección dedicada a su pasión, y los decoraba con motivos diversos: caras sonrientes, corazones, angelitos y hasta pintalabios. Por supuesto, esas creaciones triunfaban entre el público femenino de la tienda, pero no tanto con su hijo Manuel, que siempre se quejaba de la decoración del cupcake que Marina le metía en la fiambrera cada mañana porque sus amigos se burlaban de él, pero si no se lo echaba protestaba porque extrañaba el delicioso bocado.
Al final, Marina se hartó de sus quejas e hizo una hornada de cupcakes con forma de escorpión. Su hijo quedó encantado, al igual que sus amigos, que acudieron a la tienda en masa para comprar sus pasteles. Pero lo mejor de todo fue que uno de ellos se llevó su cupcake a casa y se lo enseñó a su padre, organizador de eventos. El hombre supo ver el negocio de los dulces de Marina y le encargó por teléfono varias docenas con el motivo de un anillo de compromiso, para complementar la celebración de una fiesta de pedida. Fueron un éxito, así que acudió a la tienda de Marina para proponerle que fueran socios. No obstante, el negocio fue lo de menos: en cuanto se miraron a los ojos, saltaron chispas. Y así, entre cupcakes y planes de negocio, surgió el amor.
---------------------------------------------------------------------------------
Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.
Follow on Bloglovin

lunes, 18 de abril de 2016

¿Qué harías si alguien cobrara tu sueldo en tu lugar?

Qué pregunta más tonta, ¿verdad? Te quejarías, montarías un pollo, te desmotivarías y, si la cosa siguiera así, dejarías de trabajar. Lógico, normal. ¿A que sí?
¿Y si alguien te dijera: "Eh, amigo/a, te regalo quince euros si me ayudas a hacer que esa persona no cobre su bien merecido sueldo"? Esa debería ser también una pregunta tonta: si no eres una mala persona, dirías que no, que no vas a ayudar a alguien en algo tan ruin como robarle el sueldo a una persona que ha trabajado duro (y menos por esa miseria).
Pues bien, esas respuestas tan lógicas a preguntas tan absurdas no parecen serlo tanto cuando se trata de la piratería. Porque, por alguna razón, a muchas personas eso de "Eh, amigo/a, te regalo un libro que vale quince euros si me ayudas a generar ingresos por publicidad y así hacemos que ni el autor ni el editor vean un mísero céntimo de su bien merecida compensación económica" les parece una idea genial y agradecen efusivamente la oportunidad de descargarlo.
Una vez más he sufrido en mis carnes este asunto. Yo trabajo durante meses muy duro para escribir un libro. Mi editor trabaja durante meses muy duro para que ese libro salga perfecto.Y UNA MAFIA (os recomiendo que leáis este artículo sobre el negocio de la piratería) coge ese libro, lo escanea página a página, lo sube a una web de descargas y ¡hala! a vivir la vida gracias a los ingresos por publicidad. Algunos dirán que exagero, pero no nos engañemos: nadie pierde el tiempo escaneando de esa manera y formateando el libro para varios dispositivos si no va a sacar más dinero de lo que "vale" ese tiempo. Una vez más os remito a ese artículo. Es un negocio muy bien montado para ganar dinero a costa del trabajo duro de otros.
Esa fue la razón de que dejara de regalar Atrapada en otra dimensión e Incursores de la noche, libros que, os recuerdo, eran gratuitos. Y si eran gratis, ¿para qué piratearlos? Una vez más, volvemos a lo mismo: porque si los pirateaban podían lucrarse gracias a la publicidad, todo a costa de mi trabajo.
Lo que más me fastidia es que algunas personas, en su ignorancia, ¡hasta se creen que me hacen un favor por descargarlo ilegalmente! Ni siquiera cuando regalaba mis libros porque quería que me leyeran me hacían ningún favor al descargarlo fuera de las plataformas autorizadas: lo único que lograban era que yo ni siquiera tuviera la satisfacción de saber las cifras reales de descarga y que perdiera poder de negociación con los libreros a los que ofrecía tener en tienda los ejemplares en papel. 
Ahora es peor: estoy en una etapa de mi vida en la que no solo quiero que me lean: quiero que se valore mi trabajo. Y, cada vez que alguien se descarga el libro de esa forma, el mensaje que me está mandando es que no valora para nada las horas que he invertido en crear esa obra. Volviendo a la analogía, es como si, además de ayudar a robarle el sueldo a alguien, le dijeras: "Pero venga, no te pongas así. ¡Si en el fondo te estoy haciendo un favor! Así, a la larga, subirá tu caché y podremos ayudar a robarte un sueldo aún mayor..." 
Pero el colmo de los colmos es cuando alguien se ofende por mi actitud ante la piratería, porque no soportan escuchar eso de que son cómplices de un robo. ¡Me fastidia tanto que encima la mala de esta historia sea yo! Entre tanto, alguien se pega la gran vida y se toma un daikiri en las Bahamas a la salud de todos los escritores anónimos a los que ha robado el fruto de su esfuerzo. Qué mundo más maravilloso.

---------------------------------------------------------------------------------
Follow on Bloglovin

martes, 12 de abril de 2016

El mentiroso (reto story cubes)

¡Hola a todos! Nuevamente lancé los story cubes y esta vez lo compliqué un poco más. Ahí va el vídeo y debajo el resultado, ¿qué os parece?

El mentiroso
Miguel se convertía en un auténtico mentiroso compulsivo cuando estaba frente a otras personas, y más cuando intentaba ligar con alguna de sus alumnas de arqueología. Estaban en primer año, así que eran jóvenes y crédulas. Lo que era mejor, todavía no tenían los medios para comprobar la falsedad de su famosa aventura del huevo sagrado, en la que había seguido un viejo mapa bajo el abrasador sol del desierto hasta dar con un altar repleto de huevos de dinosaurio fosilizados que una antigua cultura ya extinta adoraba como a dioses. 
Por supuesto, muchas de ellas, las más inteligentes y las menos fantasiosas, no llegaban a creerle ni por un segundo, pero siempre había al menos una (casi siempre una niña tonta que se metía en la carrera con la idea de vivir experiencias fuertes y conocer a un aventurero como los que salían en las películas de sobremesa) que se volvía loca por él y hacía lo que fuera con tal de llevárselo a la cama.
La que había caído este año se llamaba Martina y era una rubia con mucho dinero y poco cerebro. Pero estaba como un tren, así que Miguel hizo alarde de imaginación y le contó centenares de historias con él mismo como protagonista que le convirtieron en un héroe mítico a sus ojos. Supo que había caído en sus redes cuando le habló de sus sospechas de que había un cementerio indio cerca de su mansión y le invitó a acompañarla para ver si descubría algo. Miguel aceptó encantado: en Europa no había cementerios indios, pero se haría el loco y disfrutaría de un fin de semana en una mansión con una chica preciosa mientras "investigaba".
Para su desgracia, la chica tenía otros planes. Le llevó directamente al lugar de los hechos en un 4x4 que conducía a una velocidad endiablada. No obstante, como aventurero que era, no podía decirle nada a Martina, ni siquiera cuando la aguja del cuentakilómetros dio casi toda la vuelta mientras circulaban por un camino lleno de baches. Una vez allí, la joven, que no paraba de tirar fotos para inmortalizar el momento, insistió en montar una tienda de campaña y en cenar alubias de lata, a pesar de que, si lo que decía era cierto, bien podían dormir con toda comodidad en su mansión, que estaba a apenas un par de kilómetros de allí. Pero claro, una vez que la joven le dijo que a ella no le importaba y que le gustaría vivir esa aventura como él había vivido las suyas, es decir, pasando algunas penalidades, Miguel no vio la forma de quejarse y, por primera vez en su vida, tuvo que dormir en una tienda en medio de la naturaleza.
Lo peor estaba por llegar, sin embargo. Martina le despertó antes del amanecer para llevarle al supuesto cementerio indio, que era una cueva llena de graffitis. No obstante, Miguel no se fijó en eso, sino en un montón de lo que parecían bidones de gasolina y armas.
-Oh, Dios mío. ¿Dónde nos has metido, Martina? Aquí hay todo un arsenal, podría ser...
-¿Una guarida de ladrones? -preguntó ella, con su cámara de fotos en la mano-. ¿El zulo de unos contrabandistas? Dicen que hay muchos traficantes de drogas por la zona y...
Miguel ni la oyó, estaba aterrado y con el corazón acelerado. Se dirigió hacia la salida de la cueva, pero entonces oyó pasos y voces masculinas. Miró hacia atrás, no había salida, solo Martina haciendo una foto tras otra. Los pasos se acercaban y su pánico creció hasta que se le aflojó todo y se hundió en la oscuridad.
Despertó en su tienda de campaña cuando ya caía el día. No había ni rastro de Martina y por un momento se preocupó, hasta que reparó en unas hojas de papel en las que se titulaba:
"El profesor aventurero desenmascarado, un artículo de investigación por Martina Herrera, 4º de periodismo".
Comenzó a leer cómo la joven había oído los rumores del profesor que seducía a sus alumnas, cómo se había infiltrado para convertirse en una de sus víctimas, cómo había desenmarañado todas las mentiras de Miguel con facilidad y cómo había preparado la trampa para desenmascararle con la ayuda de un par de amigos de su carrera. Acompañaban al texto diversas fotos de su cara de miedo cuando estaba en el coche, de sus muecas de disgusto en el campamento y, por supuesto, de su momento de pánico en el supuesto zulo y de su vergonzoso desmayo con una primera plana de la ilustrativa mancha de sus pantalones.
Miguel apretó las hojas de papel y caviló sobre qué hacer a continuación, pero nada podía arreglar él. Su escaso prestigio quedaba arruinado, sin duda le echarían de la universidad por el escándalo, y no había mentira que le pudiera sacar de ese lío. Lo único que podía hacer era huir, marcharse lejos, quizás vivir aventuras de verdad para poder volver con la cabeza bien alta. Pero solo de pensar en esto último le hizo estremecerse. Mejor dejarlo, abandonar la universidad y buscar trabajo en algún otro lado, donde pudiera fascinar a la gente con alguna de sus mentiras. Puede que con su nueva gran aventura, en la que se enfrentó a unos contrabandistas en un zulo para proteger a una hermosa dama.
---------------------------------------------------------------------------------
Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.
Follow on Bloglovin

sábado, 9 de abril de 2016

Necesito que me des una palabra + ¡Otro evento en el que puedes encontrarme!

 Ya sabéis cómo va... Necesito tres consignas, cualquier palabra, que me daréis vosotros por comentario (por aquí, por facebook... lo mismo da).
Podéis dar hasta dos consignas por persona.
Se elegirán las tres primeras que se digan. Puede que más, si me encajan. Y si se diera el extraño caso de que hubiera muchas palabras, haría dos relatos en vez de uno.
Se tendrán en cuenta sugerencias respecto a los nombres de personajes, pero eso dependerá del relato en cuestión (no es obligatorio).
A partir de todo eso, haré un microrrelato de no más de una página de word.
Así que... ¿qué palabras proponéis?
 
Aprovecho la entrada para comentaros que el próximo sábado estaré en el I encuentro de Novela Romántica de Loranca. No participo en ninguna mesa, pero mis libros estarán en la librería del evento y, como siempre, estaré a vuestra disposición por si queréis charlar conmigo (o que os firme alguna novela ^^).
---------------------------------------------------------------------------------
Follow on Bloglovin

miércoles, 6 de abril de 2016

Nueva reseña doble...

... de Amigos o algo más. La podéis leer en Té con pastas y encuentro literarios.

«Déborah nos trae una trama muy cercana, con conceptos también próximos al lector que le dan a la obra una personalidad única y magnética».
«... he de decir que me ha encantado su forma de narrar. Con un estilo muy ágil, fresco y sin entrar en demasiadas descripciones nos presenta una historia muy divertida entre dos personas en apariencia bastante diferentes...»
---------------------------------------------------------------------------------
Follow on Bloglovin

martes, 5 de abril de 2016

#palabrasolvidadas #adamar

Palabra diseñada por @brunospagnuolo.
Otro relato con una palabra de La tienda de palabras olvidadas. En este caso, elegí Adamar. Definición: Amar con vehemencia. Enamorarse de alguien o de algo.

El hombre que me adama
 -Ay, cariño. ¡Si es que no te puedo adamar más! -me dijo él. 
Os podéis imaginar lo que se me pasó por la cabeza, ¿no? Pues es obvio: ¿qué diablos significaba eso? Pero claro, me miraba con ojos de cordero degollado, como esperando una respuesta, así que, imaginando que quería decir algo así como «eres muy achuchable» o «te tengo mucho cariño» le respondí:
-Yo también, churri.
Eso pareció hacerle inmensamente feliz, lo cual me dejó con la mosca tras la oreja, así que en cuanto tuve oportunidad cogí el diccionario. «Amar con vehemencia». ¡Con vehemencia! Ya daba bastante miedo que significara amar pero ¿con vehemencia, encima? Me entró el pánico, claro, así que le dije que en realidad no le adamaba y le dejé. Pero según pasaban los días me daba cuenta de lo mucho que le echaba de menos y, al final, no pude soportar la añoranza y fui a verle.
Me recibió con los brazos cruzados y la mirada dolida, lógico, se sentía engañado. Yo me sentía la mayor bruja del mundo, así que decidí ser sincera con él:
-Escucha. Nos conocemos desde hace muy poco y no te adamo. Pero sí te quiero. Quizás con el tiempo, te ame. Y más adelante, puede que te adame. Es algo que tiene que surgir poco a poco, no así, de sopetón, al menos para mí...
Interrumpió mi divagación con un beso.
-Me conformo con eso -dijo cuando separó su boca de la mía.
Yo le volví a besar y ese mismo día retomamos nuestra relación. Ya llevamos tres años juntos y ¿sabéis qué? Hace semanas que me he dado cuenta de lo mucho que le adamo. Tanto, que hoy voy a confesárselo y a hacer de esta noche algo muy, muy especial, que recompense la paciencia que ha tenido conmigo. Luego... seremos felices y nos adamaremos para siempre.
---------------------------------------------------------------------------------
Todas las historias y personajes de este blog son ficticios. Cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.
Follow on Bloglovin

sábado, 2 de abril de 2016

Mi genial aventura en globo

Ya os dije que quería hacer más cosas que me sacaran de la rutina y de mi zona de confort para estimular mi creatividad (que tanta promoción de la novela y tanta corrección acaban conmigo...). ¿Y qué mejor que una aventurita en globo para ello? La verdad, nunca se me había ocurrido, pero cuando vi el cupón de Groupon de viaje en globo no pude resistirme... Al principio iba con Babel, pero al final no pudo y lo hice sola, contratando la recogida, por supuesto, porque a ver quién se va hasta allí sin coche... 
Una vez comprabas el cupón, contactabas con Globos Viento Zero y te daban a elegir entre distintos vuelos en diferentes localizaciones. Mi idea era ir a Sigüenza el sábado 26, pero me lo anularon un par de días antes por malas condiciones meteorológicas. Por suerte, el viernes 25 tenían un hueco para el vuelo en Segovia y ¡allá que fui!
El madrugón fue criminal: a las 4:45 de la mañana. Por suerte, un amigo de mi padre pudo acercarme al punto de recogida porque ¡menudo miedo si tengo que viajar con el tren vacío! Pero bueno, llegué a tiempo a la recogida y nos pusimos rumbo a Segovia, donde vi amanecer mientras esperábamos al resto del grupo.
Primero montaron la cesta y entre todos desplegamos la tela, tras lo cual activaron unas turbinas para inflarlo de aire. Luego, encendieron los fuegos, se puso recto y nos metimos en la cesta.
esta foto la he sacado del vídeo que nos mandaron ^^
Esta foto la he sacado del vídeo que nos mandaron.
No tardamos en despegar, y os aseguro que fue alucinante. No da nada de sensación de vértigo, ni de velocidad, a pesar de que subimos muchísimo e íbamos muy rápido. No se notaba casi el viento y no me helé mucho tampoco, porque como muchos os pusisteis en plan "te vas a congelar" os hice caso y fui con el abrigo aventurero (muy cómodo, muy calentito, muy práctico y muy feo).
Las vistas de Segovia y alrededores desde el aire eran espectaculares y resultaba bastante relajante (y ese silencio a gran altitud... guau), aun cuando pasamos rozando la copa de un árbol. Tiré un montón de fotos (y nos mandaron unas cuantas), ahí van unas poquillas de las de mi cámara:
Lo más divertido fue el aterrizaje, se había levantado un poco de aire y al final la cesta volcó. Luego, se recogió el globo, nos contaron la historia de los primeros viajes en globo, brindamos con cava y tomamos un aperitivo antes de la entrega de los diplomas, con lo que dimos por finalizada la aventura.
--------------------------------------------------------------------------------- 
Follow on Bloglovin